Informacion Adicional
HISTORIA
sandia

HISTORIA

La Provincia de Sandía antes de la expansión del imperio de los Incas ya contaba con sentamientos poblacionales, según muestras de restos arqueológicos (Chullpas), encontradas en el ámbito de la Provincia de Sandía, la principal actividad constituía la casa y la agrícola durante el período de los incas se fortalecieron estos asentamientos principalmente en los valles interandinos de la ciudad de Sandía los mismos que estaban integrados por las familias de habla quechua cuyos orígenes corresponde a épocas Pre Hispánicas; sin embargo gran parte de la selva era desconocido, debido a su accidentada conformación topográfica.

En los primeros años de la conquista con la fiebre del oro y la plata los españoles recorrieron todo el país, no dejando lugar alguno donde no hubieran buscado los apreciados metales; así ingresaron al nor este del altiplano específicamente a la Selva Puneña, que rebelaba una extraordinaria potencialidad minera (oro).

Aunque a ciencia cierta no se conoce el origen de los primeros pobladores, se dice que antes de los incas, ya existían habitantes en estos valles se habría tratado de la tribu Arazaire o Panawa, quienes vivían de los prodigios de la naturaleza. En tiempo de la expansión Inca dicen que Mayta Cápac logró penetrar en las selvas de San Gabán y Tambopata, siendo este último valle donde se logró extraer gran parte del oro, utilizado para pagar el rescate de1 Inca. También en tiempos de rescate de Atahualpa, sus súbditos habrían enterrado parte del oro en estos parajes.

Aproximadamente en 1,538 Hernando Pizarra, habría designado a Pedro de Candia para explorar estas regiones, llamada en estos tiempos como CCORIWAYAS, Pedro de Candia no cumplió su cometido, continuando Pedro de Anzures quién descubrió los lavaderos de oro de Aporoma; los padres Mercedarios del Cusca también organizaron otra expedición con la finalidad de catequizar a naturales. Pedro de Candía en una segunda expedición llego hasta el río Tambo Pata fundado la Villa de San Juan del Oro, junto con cuarenta y cinco españoles allá por el año 1,548.
Esta población y sus minas habrían sido destruidas por los lugar tenientes de Pedro Vilcapaza, los guerreros Nina lnga y Andrés Ccarita quiénes se refugiaron en estas zonas al ser derrotada la expedición de Túpac Amaru.

Cuenta la historia aproximadamente en el año de 1,550 del valle de Tambopata (Yanahuaya) habría sido remitida la pepa de oro más grande con un peso de 122 libras (56 kilos), la que llego a las arcas de Carlos V; posteriormente, del caserío denominado Caballuni, se envió una segunda paga de 70 libras de peso que tenía la forma de cabeza de caballo, esta habría llegado al Rey de España.

En el año 1,567, al descubrir el río lnambari los conquistadores lo llamaron río Cachu, en 1,677 a orillas de este río el Cura Antonio de la Llena y Diego Martín Zecenardo, fundaron el pueblo de Santa Úrsula de Misiguato.

FAMILIAS LINGUISTICAS Y ETNIAS

La parte de la Selva de Sandía, antes de la colonización ya estaba poblada por unas tribus nativas llamados chunchos, algunos de ellos han sido eliminados y  otros se han retirado hacia lugares más adentro de la selva, debido a la persecución de los colonos, por que constituían para las familias que se asentaban por primera vez en la selva.

La provincia de Sandía se encuentra conformada por dos familias lingüísticas: quechua y Aru (Etnia Aymará), de los cuales predomina la familia quechua que corresponde a la etnia del nombre Ayacucho- cusca, según el mapa etnolingüística oficial del Perú elaborado por el Ministerio de agricultura dado que la familias quechuas, han sido los primeros habitantes de la parte alta valles de los valles interandinos y ceja de selva de la provincia, debido a esta situación esta provincia es clasificada en el departamento de familia lingüística quechua.

LEYENDA DE SANDIA (SANTHIA)

Pachacamac creo la tierra, las aguas y el aire. En la tierra las piedras, las plantas, animales y con la esencia de los tres al hombre.

Esa esencia fue la grasa que extrajo del Sihuayro, de la coca y del Llampu que amaso y sometió al fuego Insuflándoles su aliento.

De aquellas esencias hizo al primer hombre que llamo Huiracocha. Quién recibió el encargado de sembrar la vida y cultivarla. Así es, recorrió la tierra y las sembró de plantas y organizo las especies animales.

Huiracocha pensó también en sembrar su propia vida, la de los hombres, pero era un ser solitario e impotente para crear su propia energía y se sintió triste.

Pachacamac acudió en su leyenda y creo a una mujer, la hizo de un poco de tierra y la llamo Cullahua. Ellos se establecieron es Suitapampa y procrearon nuevos seres.

Pachacamac llamo a Huiracocha el cual se convirtió en piedra, en la peña en Ancocala (Hoy se le conoce como la Blanca Roca) que es Huiracocha petrificado.

Cullahua sobrevivió a Huiracocha por muchos años, mientras los hijos crecían. Huiracocha subió en espíritu al cielo y se transformó en el Sol o lnti, Cullahua al morir se hizo polvo  confundiéndose con la tierra para sustentar al suelo fecundo a los seres vivos; mientras su alma ascendía a lo alto para convertirse en la Luna, esposa del sol.

La noble Huiracocha se había multiplicado y en recuerdo de su madre se llamaron Cullahua simplemente Callas.

Los cuatro hijos de Huiracocha y Cullahua fueron: Saantia y Saancahua, que eran mujeres, y los hombres se llamaron Saancatu y Saancaru; estos cuatro deberían repartirse por los cuatro lados así lo hicieron. Saancaru se fue a las planicies australes, Saancatu a las serranías del oeste, Saancahua a las selvas de Norte, donde se casó con lñapari y Saantia quedo en el hogar de sus padres, más debía cumplirse el designio y así fue raptada por Chayanacu de la estirpe selvática de los chayas.

Chayanacu, hombre disipado, requirió muchas veces a Saantia sin lograr que esta le correspondiera, por lo cual al desairado amante acudió a los servidores del Layca Usicayus; quién con amuletos y hierbas somníferas que proporciono a Chayanacu fue llevado por este a las cabeceras de la selva. Vuelto en si la joven trato de escaparse pero fue imposible, pronto estuvo en cinta y odio más a Chayanacu, y le prohibió la convivencia, más este rechazo hizo que abrigará en su corazón el deseo de matarla, deseo que no se cumplió porque su hermano Huayanacu lo impidió.
Al verse protegida Saantia sintió gratitud y amor por su salvador naciendo en ellos la pasión y vivían felices los amantes, mientras Chayanacu vagaba por las cumbres ciego de celos y  venganza.

Una noche tempestuosa se encontraron los dos hermanos cerca del hogar de Saantia y se entablo una feroz lucha, cayendo los dos al abismo. Saantia quedo sola con sus dos hijos, uno fruto del odio y el otro fruto del amor, la madre vivió muchos años cuidando a sus hijos, pero el recuerdo trágico y doloroso de los dos hermanos que se hacían presentes en las noches tempestuosas en las que parecía los gritos de odio fraterno que antecedieron a la muerte de sus dos amantes. El sitio de lalucha es la que ocupa la actual población de Sandía o Saantia y a Chayanacu se llamó chichanaco y Huayanacu se le llamo Vianacu.

Los hijos de Saantia se llamaron Phuyutarqui, Inca Ancco, el primero era débil, delicado le gustaba el bosque, escuchar el canto de las aves en cambio Inca Ancco era robusto, recio y emprendedor, le gustaba escalar cumbres nevados y frecuentar Suitapampa (Chitapampa), donde estaba petrificado su abuelo Huiracocha.

Un día los hermanos se separarán, Phuyutarqui fue a la región oriental a los bosques donde se levantó ciudadanos con numerosa población, la cual no pudo mantenerse concentrada y se dispersó por la intrincada en pequeña tribus de chunchos. 

Inca Ancco se dirigió a las alturas y fijo su residencia en Chitapampa, donde edifico templos a los Dioses, doméstico a las llamas y sus descendientes alcanzaron una gran civilización no solo en la sierra sino que bajaron también a la costa.

Los descendientes de Inca Ancco que pertenecieron a las alturas se les llamo Allenccapac y eran sabios y valientes.
Cuando Mayta Capac llegó al Callao, en sus expediciones de conquista, encontró que los Allenccapac constituirían un pueblo de elevada cultura, poseían la tierra y los ganados en comunidad, tenían un gobierno democrático y organización social que los incas adoptaron.

Aceptaron la primera autoridad del Inca y fueron respetados dándoles cierta autonomía. Los Allenccapac se comprometieron a desarrollar la crianza de ganado auquénido.

Se dice que en el lugar donde vivió Saantia se levantó esta ciudad que con orgullo  perennizo su nombre.

ENLACE INSTITUCIONAL 3
Puno
Municipalidad Provincial de Sandia
Jr. Arica Nº 460 (Plaza de Armas) - Sandia Teléfono 969796786
E-mail: info@munisandia.gob.pe| Correo Electrónico Institucional Correo electrónico Institucional